9 de enero de 2019

5 ideas divertidas para paredes destacadas que te enorgullecerás de lucir

5 ideas divertidas para paredes destacadas que te enorgullecerás de lucir

Si tus paredes están listas para renovarse, ¿por qué no probás un efecto de pintura con una importante carga llamativa?

“Me gustaría salir de mi zona de confort y probar algo diferente cuando pinte el living. ¿Alguna idea para que una pared destacada llame la atención?

Pintar de un color glorioso es una forma rápida y sencilla de dotar de vida a esas paredes ya cansadas.

Pero si buscás añadir drama a tu esquema de decoración, una pared destacada informal y desenfadada podría ser lo que necesitás para que la habitación destaque sobre las demás.

Si has decidido causar impresión con tu casa, es buena idea limitarte a una sola pared destacada por habitación. Pintá las paredes contiguas con una paleta más moderada para asegurarte de que la pared que has elegido atrae la atención de todo el mundo en el momento en que entran en la habitación.

Por otra parte, ¡todo vale! Considerá esto una gran oportunidad para explorar tu lado creativo, pero si no sabés por dónde empezar aquí tenés unas cuantas ideas que te ayudarán:

Estos diamantes gráficos mejoran la sensación de orden, aunque con desenfado, en este living a pesar de ser una idea de decoración no apta para pusilánimes.

1. Recurrí a lo gráfico

Los patrones y las repeticiones tienen algo increíblemente agradable. Estos diamantes gráficos mejoran la sensación de orden, aunque con desenfado, en este living, a pesar de no ser aptos para pusilánimes.

Si te atrevés a poner esto en práctica, conservá siempre el brillo y la energía con una intensa tonalidad, como el naranja. Una tonalidad atenuada puede diluir el efecto. Al fin y al cabo, no intentás ser sutil.

Para decorar de forma contemporánea con un toque arriesgado, la opción más fiable es una cuadrícula monocromática.

2. Cuadriculado

Para decorar de forma contemporánea con un toque arriesgado, la opción más fiable es una cuadrícula monocromática.

Las líneas gruesas y nítidas quedan muy bien en este esquema, aunque debés mantener los cuadros lo bastante grandes y amplios para que tu mano quepa dentro.

Para lograr un aspecto más suave, añadí unos cuantos círculos pintados bien colocados a la cuadrícula para darle un toque extravagante.

Aquí, vemos múltiples cuadrículas pintadas a mano con colores complementarios para dar un toque desenfadado que recuerda a un caos controlado.

3. Apostá por el flujo

Si la rigidez de la cuadrícula es un poco tosca para tu esquema decorativo, podés optar por una versión más relajante y colorida.

Aquí, vemos múltiples cuadrículas pintadas a mano con colores complementarios para dar un toque desenfadado que recuerda a un caos controlado.

Los círculos son una idea de decoración fascinante, pero demasiados pueden resultar agobiantes, así que es mejor siempre quedarse corto en lo referente a este diseño.

4. En el punto exacto

Los círculos atraen la mirada de forma natural, aunque es algo inusual verlos pintados en las paredes.

Para lograr una pared destacada armoniosa, canalizá tu Damien Hirst interior y pintá grandes círculos en la parte superior de la pared con tonalidades retro o sorbete.

Los círculos son fascinantes, pero demasiados pueden resultar agobiantes, así que es mejor siempre quedarse corto en lo referente a este diseño.

Si te gustan las franjas, pero buscás algo distinto, cambialas de arriba abajo.

5. Bordes difuminados

Si te gustan las franjas, pero buscás algo distinto, cambialas de arriba abajo.

Las franjas horizontales son la forma perfecta de actualizar un estilo clásico, y difuminar los bordes le da un toque divertido y arriesgado que recuerda el arte del graffiti.