15 de abril de 2019

Cinco consejos para mantener la pileta en Otoño

Cinco consejos para mantener la pileta en Otoño

Cinco consejos para mantener la pileta en Otoño

Conservar el agua durante la temporada fría tiene muchas ventajas: el mantenimiento del sistema de bombeo, la protección de la estructura de la pileta y, el más importante, el cuidado del agua para evitar su desechado.
DOBLE PLUS. Limpiar la pileta en invierno ayuda a proteger un recurso irreemplazable y escaso, pero también a ahorrar costos. (Aguas Cordobesas)

Parece agotador e innecesario, pero la realidad indica que limpiar la pileta durante el Otoño no sólo evitará varios días de puesta a punto al inicio del verano, sino que además ayudará a ahorrar dinero y a cuidar un recurso escaso como el agua.

Si la vaciamos, la reducción de la presión que ejerce el agua contra las paredes puede provocar tensiones que causen rajaduras y pérdidas, e incluso sufrir el desprendimiento de mampostería o azulejos debido a las diferencias de temperatura.

GRAN AYUDA. Mantener el agua de las piletas es una forma importante de colaboración con el medio ambiente. (Aguas Cordobesas)

Además, como el agua sin mantenimiento se pone verde, se transforma en una trampa para insectos, ranas, babosas y murciélagos. Y si a esto sumamos las hojas y la tierra, la pileta se transforma en un foco de infección que penetra los poros en la superficie de las paredes y meses más tarde hará mucho más difíciles las tareas de mantenimiento.

¿Cómo mantenemos la pileta de manera sencilla?

1)     Controlar los sistemas de filtrado. Comprobar que estén en buen estado para poder trabajar durante el invierno.

2)     Aplicar un tratamiento desinfectante de cloro y alguicida al menos dos veces en todo el Otoño. Existen las famosas pastillas tres en uno, que contienen cloro, alguicida y decantador, y su buen uso ayuda incluso a invertir menos tiempo en este paso.

3)     El pH del agua debe estar siempre entre 7,2 y 7,6 para evitar que se ponga turbia y aparezcan algas.

4)     Colocar cobertores. Hay de varios tipos, y evitan la caída de hojas e insectos, pero también el congelamiento del agua. Si la piscina no tiene cobertor, es importante recoger las hojas de la superficie de manera regular para evitar que el agua se ensucie o que terminen en los mecanismos de la bomba.

5)     Pasar el limpiafondo una vez cada 15 días y filtrar el agua al menos una vez por semana.

Agua limpia, más agua

El agua nos une en todos los aspectos de la vida, y disfrutarla en verano, con la familia y los amigos, es una de las maneras más placenteras. Pero también debemos tener en cuenta que el agua es uno de los tesoros naturales de nuestro planeta y que para disfrutarla debemos cuidarla. Mantener el agua de la pileta en Otoño es una enorme colaboración.