3 de septiembre de 2020

10 ideas para renovar tu casa ¡a todo color!

10 ideas para renovar tu casa ¡a todo color!

¿Pequeña y roja?. ¡Exacto! ¡Y mira qué bien queda! El rojo es un color que le va perfecto a la cocina porque aporta energía y estimula el apetito. El truco para que no resulte agobiante en un espacio tan pequeño: combinarlo con maderas claras, que lo compensan y matizan su fuerza.

Cálido y envolvente. No lo dudes: si buscas ganar calidez en casa, apuesta por los colores tierra. Están de moda y crean ambientes muy acogedores. Si además de en las paredes, aplicas el color en el techo, crearás un efecto envolvente que potenciará la sensación de cobijo.

Práctico y muy decorativo. Crear un zócalo con pintura en la zona de comedor, no solo decora sino que protege la zona de la pared que recibe más roces por el paso y que puede mancharse más fácilmente. Si lo realizas con pintura lavable tienes asegurado un zócalo en perfecto estado durante más tiempo. Y respecto el color, ten en cuenta que el verde crea espacios muy naturales, así que combinado con maderas naturales, potenciarás esta sensación.

Más frescor y alegría. Blanco crea espacios limpios, luminosos y muy frescos. Combinándolo con el tono turquesa potenciarás este efecto además de regalarle alegría. Ideal para climas cálidos.

Pintura decorativa. Si tienes la suerte de contar con un espacio arquitectónicamente especial como este, no lo dudes, la pintura decorativa puede potenciar la estructura y decorar el espacio tanto o más que el mobiliario.

Intensidad elegante. El gris antracita crea espacios elegantes y de gran fuerza decorativa. Combínalo con blanco para rebajar su fuerza y darle luminosidad. Aquí, se ha aplicado el blanco en un zócalo decorativo de madera y en el techo para elevarlo y ganar “aire”.

Azul y blanco. El azul pastel, sereno y clásico, es ideal para habitaciones infantiles, pero también para zonas de paso y espacios en los que quieras ganar luz, frescor y, sobre todo, calma. Combinado con techos, carpinterías y muebles blancos, gana luz y dulzura.

¿Tienes luz? ¡Atrévete!. Si tienes estancias con mucha luz, atrévete y apuesta por colores tan intensos como este. Darás personalidad a tu casa. Si, además, tienes muebles blancos, elegir tonos intensos para la pared es un acierto: destacarán aportando un plus decorativo.

Beige eterno. Apostar por paredes en beige es hacerlo por un color que nunca pasa de moda y siempre crea espacios acogedores. Combínalo con blanco y ganarás luminosidad sin perder calidez.

Contraste y personalidad. Es lo que se ha conseguido en este dormitorio con baño en suite. El gris plomo aplicado al muro contrasta con el blanco de la bañera sin restar luz. La técnica del estuco crea aguas que también aportan movimiento y luz al gris.